ELECTROESTIMULACIÓN PARA RUNNERS

La práctica del running se ha convertido en algo más que una moda, cada vez más personas se apuntan a realizar este deporte por los múltiples beneficios que aporta para la salud. Sin embargo, hay que tener en cuenta una serie de pautas para que la rutina no se vea suspendida y el entrenamiento no sea perjudicial para nosotros.

La electroestimulación, se presenta como un complemento perfecto para este deporte y para aquellas personas que buscan sacar el máximo rendimiento en sus entrenamientos, así como para evitar lesiones y los errores más comunes:

1. Aumento de la resistencia física:

Al entrenar con electroestimulación aumentaremos la fuerza máxima y la resistencia y  por lo tanto se reducirá la sensación de fatiga. Son sesiones graduales y progresivas que harán que los efectos se noten más  a corto plazo que si solamente hacemos ejercicio convencional.

2.  Perdida de peso, reducción de volumen:

La electroestimulación es el aliado perfecto para conseguir bajar de peso y reducir nuestro volumen en un tiempo récord. En cada sesión de 20 minutos quemamos unas 2000 Kcal (durante y después de la sesión) por lo que estaremos en forma para empezar a correr mucho más rápido.

3. Recuperación de lesiones:

Con la electroestimulación, tenemos la opción de usar el programa indicado para la recuperación de lesiones, el cual mejora y elimina los puntos de dolor, actúa sobre desequilibrios de la musculatura y te ayudarán a recuperarte mucho más rápido de esa lesión que no te deja salir a correr.

Además con este sistema de entrenamiento la posibilidad de lesión es mínima, ya que se trata de movimientos lentos y controlados y además supervisados en todo momento por un entrenador.

5. Mejora de la técnica:

Correr bien significa adaptar la técnica a las características personales del corredor y, además, es fundamental para mejorar el rendimiento.

Las sesiones de electroestimulación están guiadas de principio a fin por un entrenador y adaptadas a las necesidades del cliente.

La correcta ejecución de los ejercicios es fundamental en este tipo de entrenamiento.

6. Mejora de la elasticidad:

El entrenamiento con electroestimulación mejora además la elasticidad, esto afectará positivamente a tu rendimiento, pero también a tu salud al disminuir el riesgo de padecer cualquier lesión músculo-esquelética.